Declaro la guerra al mosquito Tigre

Hasta ahora, mis pasos en el agradable mundo de la jardinería, eran pocos y seguros. El jardín de casa de mi novia constituía una prueba demasiado grande como para enfrentarme a ella a tumba abierta, así que, opté por una táctica conservadora. Todo iba bien. En poco tiempo arreglamos el jardín, algo abandonado, y recuperamos zonas para el uso común.
Continue reading